Ericsson se anota un deterioro de 1.500 millones

La que fuera una de las mayores empresas de redes y telefonía, Ericsson, vive sus horas más bajas. La fuerte presión de competidores como Huawei o Nokia, y la mala evolución de algunos de los negocios están haciendo que el gigante sueco se tambalee y haya tenido que acometer un delicado plan de reestructuración están lastrando el negocio de una compañía que ahora busca una salida a su situación.

Börje Ekholm, presidente y consejero delegado de la compañía desde enero, ha llegado al cargo con fuerza y ayer anunció el plan para intentar desatascar la situación de la empresa sueca. Este proyecto conlleva, entre otras cuestiones, reducir de diez a cinco sus áreas geográficas y dejar en tres sus divisiones de negocio, con el fin de ganar en eficiencia y rapidez de respuesta.

Para acometer el plan, la empresa se ha anotado en el primer trimestre un deterioro en sus cuentas de 15.000 millones de coronas suecas (1.573 millones de euros). Esta cuantía corresponde a las provisiones, las amortizaciones de activos y cargos por reestructuración que asumirá en el marco de la nueva estrategia, según informó el grupo.

La empresa pretende así tener una estructura mucho más ligera. Tendrá tres áreas de negocio, frente a las cinco anteriores: redes, servicios digitales y servicios de gestión de redes. Fuera de ellas quedan dos unidades separadas, que gestionarán el negocio de medios Ericsson Broadcast & Media y Ericsson Media Solutions. Precisamente estas son las más suspectibles, según los analistas, de convertirse en desinversiones de la compañía. “Buscaremos oportunidades estratégicas”, aseguró la empresa.

De tal forma, la empresa destacó como objetivo estratégico lograr una posición de liderazgo en el desarrollo de la tecnología de redes 5G. También se mantiene en el foco de crecimiento de la empresa la mejora de la posición en herramientas para el conocido como internet de las cosas. Por último, subrayó que se buscarán oportunidades para aplicaciones de desarrollo de la nube.

El nuevo directivo del grupo toma esta decisión tras haber caído un 33% en Bolsa en el último año. Los analistas señalaron que la compañía ha tenido problemas para seguir la estela de la competencia. “Durante algún tiempo, Ericsson se ha visto desafiado tanto a nivel tecnológico como de liderazgo de mercado y la estrategia del grupo no ha dado los resultados esperados”, declaró Ekholm. El pasado año, Huawei le destronaba como el mayor proveedor de infraestructuras para móviles. El plan de reestructuración se tradujo en una caída del 3,6% en la Bolsa de Nueva York a media jornada.

Pese al plan de reestructuración, los analistas se mostraron sin embargo críticos por el alcance de los cambios. Algunos señalaron que para mejorar los actuales niveles de rentabilidad se precisan “cambios más grandes”. También se recibió con preocupación las provisiones de entre 734 y 944 millones que la empresa ha previsto para las cuentas del primer trimestre a raíz de la negativa evolución de algunos proyectos.

Últimas noticias | Cinco Días

El éxito de la ‘startup’ de Sara Carbonero atrae a un inversor

A pesar de que su nombre tiene que ver con un estilo de vida lento, reposado, sin prisas, el éxito de Slow Love, una idea de firma multimarca de decoración, moda y belleza online, que nació en el comedor de Telecinco, ha sido fulgurante. En apenas año y medio, la inversión de 40.000 euros aportados por sus tres socias, las presentadoras Sara Carbonero (Madrid, 1984) e Isabel Jiménez (Almería, 1982), y la estilista Mayra del Pilar (Gandia, Valencia, 1980), se ha transformado en una facturación de 1,2 millones de euros. Y la previsión para este año es llegar a más de dos millones de euros. “Estamos en un momento de cambio estratégico porque hasta ahora no hemos necesitado financiación pero vemos que tenemos potencial, y que podemos triplicar nuestra facturación”, explica Jiménez.

Las tres emprendedoras se encuentran además en una encrucijada: un fondo de inversión se ha interesado por Slow Love, y entre las tres están sopesando la posibilidad de incorporar capital externo a la sociedad, con el fin de profesionalizar la startup y seguir creciendo. “Nosotras no éramos conscientes del éxito y potencial que podíamos tener, pero a la vista de la aceptación que hemos conseguido, ya que somos un referente de moda en España, tenemos que seguir”, explica Del Pilar.

Y señala que con Slow Love, ella que trabajó para el grupo Inditex, quisieron hacer “todo lo contrario a Zara, que tiene un gran modelo de negocio, pero buscábamos el contrapunto, lo que nosotras deseamos era buscar cosas hechas con amor, no grandes producciones, sino la calma, el diseño más pensado”.

Creen que uno de los factores que ha contribuido a la aceptación de la marca ha sido la imagen y popularidad de la periodista Sara Carbonero. “Su imagen es muy potente”, dice Isabel Jiménez. Pero ella misma le quita importancia a su protagonismo: “Tengo un estilo natural, que creo que es lo que más valora la gente”. Carbonero afirma que ella se ocupa más de las redes sociales, de la comunicación, “por mi imagen no hemos tenido que invertir en publicidad, nos complementamos muy bien las tres porque tenemos un reparto de papeles”.

Mayra del Pilar, por su pasado como estilista, se ocupa de la selección de las marcas, del diseño; e Isabel Jiménez de los asuntos de logística y económicos. “Nuestra marca va dirigida a un perfil de clase media, con un ticket de compra de cien euros y un cliente recurrente, ya que el 45% del que compra vuelve a hacerlo, y tenemos cada mes 1,5 millones de visitas en nuestra página web”, añade Carbonero.

Otra de las bazas importantes del proyecto multimarca es tener clara la imagen que quieren transmitir: “reposo, tranquilidad frente a todo lo fast, y apoyamos las marcas made in Spain, que es aquello que nos puede diferenciar”, añade Del Pilar. Todos los diseños que se venden en la página de Slow Love se fabrican entre España y Portugal: la cerámica se hace en Almería, los bolsos en Madrid… “Hemos apostado por pequeñas empresas familiares y artesanas”, dice Carbonero.

Noticias más vistas | Cinco Días

Samsung venderá el Galaxy Note 7 reacondicionado

Samsung presentará mañana su nuevo teléfono de alta gama, el Galaxy S8, con el que espera recuperar la imagen de liderazgo tecnológico que perdió con la crisis del Note 7, que fue retirado del mercado por las igniciones espontáneas que sufría el terminal. Pero esta no es la única noticia de la compañía relacionada con el negocio de los smartphones. La firma surcoreana ha confirmado que reciclará gran parte de los materiales de los teléfonos retirados y que pondrá a la venta algunas unidades reacondicionadas. El fabricante de móviles, que aún no ha explicado en qué países comercializará el terminal, sí ha aclarado que las baterías que llevarán los Galaxy Note 7 que se pongan a la venta serán totalmente nuevas.

En una entrevista con CincoDías durante el pasado Mobile World Congress, el máximo responsable del negocio móvil de Samsung en Europa, Jean-Daniel Ayme, no quiso hablar sobre este tema, pese a que ya había intensos rumores sobre que la compañía planeaba venderlos en algunos países en desarrollo con algunas modificaciones. Sí apuntó entonces que estaban hablando con las autoridades de diferentes países para el reciclaje del dispositivo. La compañía también estaría manteniendo conversaciones con operadoras de diferentes países para tantear su posible interés en la comercialización del terminal.

Según la agencia Yonhap, Samsung tiene previsto vender o alquilar unos tres millones de Galaxy Note 7. Y también recuperar de otros elementos como las cámaras, los semiconductores y metales “utilizando métodos respetuosos con el medio ambiente”.

Greenpeace celebró ayer el compromiso adoptado por la compañía para reciclar el Note 7. La ONG lleva meses pidiendo a la compañía que pusiera en marcha una iniciativa de este tipo, incluso un activista se coló en la presentación de Samsung en el MWC de Barcelona. Según Greenpace se trata de “una gran victoria”. El portavoz de la organización en Asia Oriental, Jude Lee, recordó que personas de todo el mundo habían firmado peticiones y enviado correos electrónicos al director ejecutivo de Samsung, pidiéndole una acción de este tipo, “y la empresa ha escuchado”, informó EP.

Sobre el nuevo Galaxy S8, que se dará a conocer hoy a las 17:00 (hora local española) en un evento simultáneo en Nueva York y Londres, la empresa no ha desvelado oficialmente ninguna información, salvo que incorporará un asistente virtual propio llamado Bixby. Con este movimiento, la firma sigue los pasos de Apple con Siri, Google con Assistant, Microsoft con Cortana y Amazon con Alexa.

La mayoría de analistas cree que el hardware (con la pantalla en primer término)devolverá brillo a la firma y volverá a situar a Samsung como el fabricante de smartphones más sofisticados del mundo.

Últimas noticias | Cinco Días