El fondo GreenOak refuerza su cartera de oficinas en España

El fondo británico GreenOak sigue apostando por el inmobiliario español con una nueva adquisición. Acaba de cerrar por 25 millones de euros, según fuentes del mercado, la compra a la entidad suiza UBS del parque empresarial Vallsolana Garden Business Park, ubicado en Sant Cugat del Vallès (Barcelona). La operación ha estado asesorada por Cushman & Wakefield.

El complejo cuenta con casi 20.000 metros cuadrados, en dos edificios de oficinas. Cada uno de estos inmuebles independientes cuenta con cuatro plantas. En esas instalaciones tienen sede empresas como Adidas, Everis y Eurofragance.

GreenOak suma estas oficinas a su cartera en España. El pasado año compró cuatro edificios en el parque empresarial Avalon a Santander, en el polígono de Julián Camarillo de Madrid.

Aunque su gran adquisición en una única operación la realizó también el pasado año al hacerse con el megacomplejo empresarial de Las Mercedes, junto al aeropuerto de Barajas. Ese parque cuenta con 78.000 metros cuadrados en nueve edificios. Pagó alrededor de 140 millones, según fuentes del sector, a Standard Life.

GreenOak además está preparando su segundo fondo inmobiliario específico en España, con una capacidad de inversión esperada de alrededor de 900 millones.

El edificio de Sant Cugat incluye servicios como pistas de pádel, gimnasio, sala de juego, auditorio y salón. Además, este parque empresarial dispone de alrededor de 400 plazas de aparcamiento. La tasa de ocupación actual del parque se sitúa en el 80%, según fuentes del sector.

Se trata de un parque empresarial situado en uno de los polos empresariales más potentes de Barcelona, en la ciudad de San Cugat, que atrae a numerosas compañías.

Sección Empresas | Cinco Días

CVC ultima la compra de un 25% de CLH por mil millones

La firma británica de inversión CVC ultima la compra de una participación del 25% en CLH por cerca de 1.000 millones de euros que le convertirá en el principal accionistas del mayor grupo de logística de hidrocarburos de España, indicaron a Europa Press en fuentes del mercado.

 La firma Ardian, que a través de tres sociedades cuenta con un 25% de la compañía, venderá buena parte de su participación a CVC, con lo que dejará de ejercer la posición de primer accionista, si bien mantendrá su presencia en CLH.

Aparte del paquete de acciones que le venda Ardian, CVC completará su desembarco en CLH con la compra de otra participación a uno de los actuales socios minoritarios, lo que le permitirá alcanzar el 25% y superar a la firma Borealis, que dispone de un 24,77%.

La inversión de CVC supone una muestra de confianza en la gestión al frente de CLH de José Luis López de Silanes, quien ha dotado a la compañía, desde que en 2005 llegó a la presidencia, de mayor fortaleza y capacidad de crecimiento sin aplicar subidas en sus tarifas en los últimos años.

La firma británica apuesta además por la compañía apenas unos días después de la presentación del plan estratégico para el periodo comprendido entre 2017 y 2021, en el que se recogen inversiones por 829 millones de euros.

El plan inversión, según dijo el propio Silanes en la reciente presentación del plan, es “ambicioso” y parte del objetivo de obtener rentabilidades sin incrementos de la ratio entre deuda y beneficio bruto de explotación (Ebitda).

Como parte de su plan estratégico, CLH se compromete a situar el ‘pay put’ en el 100% y mantiene su apuesta por la expansión internacional. Espera además elevar un 20% el Ebitda y un 18% el beneficio neto al finalizar el periodo.

Expansión, que adelanta la operación de CVC en su edición digital, señala que su concreción permitirá al grupo británico irrumpir en el mercado energético español, que hasta ahora se le había resistido.

Aparte de CVC, Ardian y Borealis, en el accionariado de la compañía logística de hidrocarburos participan otros accionistas como Oman Oil (10%), Global Matafión (10%), Abanca (5%) o Global Ramayana (5%).

 

Sección Empresas | Cinco Días

Folgado apoya a Fernández de Mesa como consejero de REE

El presidente no ejecutivo de REE, José Folgado, defendió ayer en una rueda de prensa, el nombramiento como consejero independiente de la compañía de Arsenio Fernández de Mesa, exdirector de la Guardia Civil, que será ratificado mañana en la junta general de accionistas. Folgado argumentó que REE “es una empresa privada” y que “los nombramientos los decide soberanamente la junta de accionistas”.

 Además, según su opinión, para formar parte del consejo de administración “no hace falta ser un superexperto en la materia”, por lo que consideró adecuado “el perfil” de Fernández de Mesa, amigo estrecho de Mariano Rajoy. Según sus palabras, “en el consejo de REE tenemos un abanico competencial y presumo de ello”. Su designación será ratificada en la junta anual que se celebra hoy. Según Folgado, los accionistas estaban remitiendo ayer sus votos a favor del polémico nombramiento.

Preguntado por las tasas que los municipios han aplicado a REE por el uso de dominio público de sus cables, que ha ratificado el Tribunal Supremo, Folgado defendió que el Ministerio de Hacienda y la Federación Española de Municipios y provincias (FEMP) “fijen criterios fiscales homogéneos” para el cobro de dichas tasas. “No estamos en contra de ellas , son legales”, añadió, pero reclamó “no dejar a la discrecionalidad de cada ayuntamiento la definición y aplicación de estos tributos, porque supondría “una pérdida de seguridad”.

Por su parte, el consejero delegado de REE, operador del sistema eléctrico y transportista (TSO), puntualizó que las tasas municipales “no tendrán ningún efecto sobre las cuentas de la compañía” pues esta las trasladará a la tarifa que pagan los usuarios “como ocurre con la distribución, que pagan las tasas no por la longitud de las redes, sino según la facturación”. Lasala no quiso precisar a cuánto ascenderá el importe de dichas tasas, que la compañía ha ido recurriendo y que no ha pagado sino solo avalado.

Respecto a los dos expedientes abiertos por la Comisión Europea en los que Bruselas pone en cuestión, por un lado, el monopolio de la compañía(operador en las interconexiones internacionales y, por otro, la acción de oro de que disfruta el Estado en su accionariado (los accionistas tienen limitada su participación al 5% y sus derechos de voto al 3%, salvo la SEPI), el presidente de REE dijo “no tener ninguna preocupación porque se deje entrar a concursar a otros operadores, siempre que sea en las mismas condiciones que REE. En cuanto a las limitaciones accionariales, “no nos incumbe a nosotros, están fijadas por ley” y añadió que “en la práctica, otros operadores y transportistas europeos tienen también muy atomizado su accionariado”.

En este sentido, el consejero delegado de la compañía, Juan Lasala, dijo que ambas cuestiones están relacionadas: cuando se ponen en cuestión dichas limitaciones, estamos poniendo en cuestión la separación de funciones [transporte y operación] y el libre acceso a las redes eléctricas”, así como “la independencia del transportista”. En cualquier caso, insistió en que “es competencia del Gobierno emitir una respuesta a la apertura del citado expediente infractor, una postura que va en línea con la manifestada por el secretario de Estado de Energía, Daniel Navia”.

En cuanto a los precios eléctricos, Folgado cree necesario replantearse los conceptos que componen la factura de la luz para lograr que su precio disminuya y sea más acorde con la media europea. Y abogó por una tarifa “más en la media europea”, lo que se lograría excluyendo de los peajes los costes extrapeninsulares o el coste de la deuda eléctrica. Sobre la escalada de enero, peló a la “positiva contribución” que tendrán en un futuro las renovables en el mix.

Sección Empresas | Cinco Días