CaixaBank toma la delantera en el pago por móvil

Mejorar la experiencia de pago del usuario. Ese el objetivo final que ha llevado a CaixaBank a unirse a otras cuatro compañías tecnológicas para crear el primer hub de medios de pago en España. Este centro de innovación llevará el nombre de Payment Innovation Hub, estará ubicado en la ciudad de Barcelona y contará con una inversión inicial de cinco millones de euros en tres años.

La entidad financiera, que cuenta con 13,8 millones de clientes, unos activos de 347.927 millones de euros y una cuota de penetración del 29,5% en banca de particulares, se une en esta experiencia con otras empresas líderes en sus ámbitos. Así participan también Samsung, Visa, Global Payments, y Arval. “No hay ningún espacio ni en España, ni en Europa, donde se haya podido crear esta alianza”, ha señalado Juan Alcaraz, director general de CaixaBank, este jueves durante la presentación en la sede central de la entidad en Barcelona.

El espacio, cuya localización concreta definitiva todavía no está decidida, se nutrirá de personal de los diferentes socios de la iniciativa. El número de empleados y la inversión variará según la envergadura de los proyectos que estén en marcha. “Tenemos diferentes ubicaciones en la ciudad de Barcelona para poder hacer el proyecto, pero estamos pendientes de cerrar el contrato de alquiler. Nos gustaría poder empezar después del verano”, ha explicado Alcaraz.

La investigación del centro será en tres áreas: soluciones para el coche conectado, innovación para el ámbito doméstico y mejora de la experiencia de compra. “Alrededor del mundo hay muchas iniciativas, pero rara vez se ve esta colaboración entre multinacionales”, ha destacado Frank Young, vicepresidente senior de Global Payments. Su compañía, que mantiene una alianza estable con el banco catalán para los datafonos, dedicará una cincuentena de empleados para el centro de innovación.

El cliente financiero es cada vez más digital y apuesta más por el pago por móvil. En 2016, más de 5.000 millones de transacciones de Visa Europe se hicieron con tecnología sin contacto (contactless). “Cuanto más fácil es la experiencia del cliente a la hora de utilizar el móvil, más operaciones realiza”, ha asegurado Alcaraz. De acuerdo con los datos de la entidad financiera, un usuario que paga con el móvil realiza tres veces más operaciones que quien lo hace con la tarjeta tradicional de plástico.

España es uno de los países con mayor penetración de teléfonos inteligentes, lo que tendría que hacer despegar el pago por móvil, según los expertos. Por eso, fue uno de los primeros países donde Samsung lanzó su aplicación de pago Samsung Pay, que, de momento, puede usarse si el usuario tiene una tarjeta de CaixaBank, ImaginBank, Abanca o Sabadell.

La financiera Visa Europe ya cuenta con cinco centros de innovación propios en el continente, el último de ellos fue abierto en Londres en marzo. Pero ha destacado la cooperación como una nueva forma de trabajar de la multinacional de las tarjetas de crédito. “Una nueva manera de trabajar de Visa que es la colaboración”, ha afirmado Bertrand Sara, director general del sur de Europa de la compañía. Una afirmación que ha sido compartida por Victor Kim, director de Samsung Pay: “Hay un cambio global y es importante que todas las industrias cooperen de manera conjunta para ofrecer un producto mejor a los clientes”.

Sección Mercados | Cinco Días

Autor: Txema Dobarro

¡ En internet desde el 1996 !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *