“La banca quiere financiar Madrid Live Resorts”

Voló desde Baltimore (EE UU) esta semana para recibir las razones de por qué la comunidad de Madrid ha rechazado la autorización solicitada para su proyecto de ocio y casinos Live Resorts Madrid. Pero Abe Rosenthal, vicepresidente ejecutivo de desarrollo de Cordish, es optimista. En un encuentro celebrado este viernes con Cinco Días, señala que no tiene dudas de que finalmente este macrocomplejo se vaya a construir. “El complejo tiene un impacto económico enorme en Madrid, con 56.000 nuevos empleos, y vamos a construirlo”, asegura.

La Comunidad de Madrid rechazó la autorización al megacomplejo al estilo de Eurovegas como centro integrado de desarrollo, una figura jurídica que reduce la tasa impositiva al 10%, permite la construcción en cualquier tipo de terreno y otorga una única licencia para toda la actividad. El Gobierno de Cristina Cifuentes detalló que el proyecto costaría 340 millones de euros a las arcas públicas en infraestructuras y, además, señaló que el proyecto no tenía viabilidad económica, ya que solo garantizaba una inversión de 500 millones frente a los 2.200 millones que había asegurado la empresa en diciembre.

Rosenthal lo niega. “La Comunidad de Madrid no tiene que poner nada de dinero. Las infraestructuras las pagamos nosotros. El coste es de 15 millones, no de 340 millones que ellos han dicho”, aclara bajo su punto de vista. “Garantizamos también al 100% la viabilidad del proyecto”. Así se lo explicó a los técnicos de la Comunidad en una reunión el pasado miércoles. “Les hemos demostrado, con un certificado de nuestro banco, que tenemos 600 millones de capacidad de inversión con fondos propios”.

Cree que con esos recursos propios se justifica la inversión de su conjunto de 2.200 millones, ya que el resto se haría con financiación bancaria. “En ningún proyecto inmobiliario del mundo se puede justificar toda la financiación antes comenzar”, razona. “Ya tenemos bancos internacionales que quieren financiar Madrid Live Resorts”, afirma. Y avanza a Cinco Días que sus cálculos pasan por abordar con su propia caja entre el 30% y el 35% del proyecto y el resto a través de la banca, lo que significa que Cordish desembolsará alrededor de 660 y 770 millones.

Sobre por qué cree que el Ejecutivo regional ha rechazado Live Resorts Madrid si todo estaba tan claro, Rosenthal opina que tal vez fue “una problema de traducción o un malentendido cultural”.

No creemos que la denegación sea definitiva”, apunta, por lo que van a volver a solicitar la autorización como centro integrado de desarrollo. Una posibilidad que Cifuentes explícitamente dijo que rechaza. La presidenta pidió a Cordish que si querían levantar el complejo de hoteles, casinos, ocio y restauración siguiera la vía convencional, sin ningún permiso especial. Algo que Rosenthal ni se plantea. “No queremos especular. Hemos pedido una reunión con Cristina Cifuentes para explicárselo de primera mano”.

La Ejecutivo regional acusó a Cordish de solo garantizar una primera fase de la iniciativa. “Nos interesa ya no solo la parte central, sino la zona oeste y este. Cuanto más grande sea el proyecto más rentable será”. El vicepresidente de la promotora estadounidense se niega a hablar de plazos para construir el complejo.

Asevera que han comprado las 134 hectáreas en Torres de La Alameda, donde iría este peculiar resort, un tipo de desarrollo desconocido en España. Aunque luego matiza: “Tenemos los derechos y podemos comprarlos rápidamente en cualquier momento”, aunque tampoco aclara hasta cuándo tiene esos derechos: “Hay tiempo suficiente”. Y pide confianza a los poderes públicos: “Somos una empresa que ya va por la cuarta generación familiar y hemos levantado este tipo de desarrollos por todo el mundo”. Pero no hay plan B si no hay autorización como centro integrado de desarrollo. “No quiero especular”, repite.

Sección Empresas | Cinco Días

La banca refinancia a OHL y abre paso al plan estratégico

OHL recupera pulso. Los departamentos de riesgos de Santander, CaixaBank, Sabadell, Bankia, Popular, Crédit Agricole, Société Générale y Royal Bank of Scotland han dado luz verde a la refinanciación definitiva de 747 millones de deuda, lo que resultaba básico para lanzar la esperada actualización del plan estratégico. El grupo de la familia Villar Mir conquista cinco años de cierta tranquilidad después de haber estado contra las cuerdas en 2016 ante las cuatro rebajas de rating: tres niveles en el caso de Moody’s y uno en el de Fitch. La nota de OHL está, en ambos casos, varios escalones por debajo del grado de inversión, con Caa1 y B+, respectivamente, y con perspectiva negativa. Pese a ello, las agencias reconocen un cambio de rumbo en la estrategia.

La compañía que dirigen Juan Villa-Mir y Tomás Garcia Madrid firmó a finales del año pasado un pacto de espera (standstill), por el que los bancos se comprometían a no actuar ante eventuales impagos. Las entidades concedieron además 280 millones de liquidez para que los negocios continuaran en pie.

  • Aviso de Deloitte

En las cuentas que presentó el 27 de febrero, OHL comunicó un acuerdo que le aseguraba “la cobertura de las necesidades de circulante derivadas de su plan de negocio”. Las entidades que habían pergeñado el crédito se dieron un plazo que vence el viernes para la firma del contrato, y, ante esto, Deloitte prefirió cubrirse con un párrafo de énfasis en forma de aviso a navegantes.

“La no formalización del mencionado acuerdo, o un incumplimiento relevante del plan de negocio, daría lugar a una incertidumbre material que puede generar dudas sobre la capacidad del grupo para continuar como empresa en funcionamiento y para realizar sus activos y hacer frente a sus pasivos por los importes y con arreglo a la clasificación con que figuran en las cuentas anuales adjuntas”, decía el auditor.

A finales de febrero aún quedaba por sellarse de manera definitiva la refinanciación. De los 747 millones, los avales suponen 465 millones; el crédito para una línea de cobro anticipado de facturas (confirming) suma 92 millones, y hay otra que OHL dispondrá a voluntad (revolving) y que asciende a 190 millones.

  • Plazo ampliable

La información enviada hasta ahora a la CNMV señala que el paquete expira en 18 meses, pero fuentes financieras avanzan que la mayor parte de los créditos podrá ampliarse hasta los 60 meses.

Las mismas fuentes esperan que la refinanciación se comunique a la CNMV esta semana, después de los denodados esfuerzos de OHL por mejorar su salud. La cotizada obtuvo liquidez con la venta por paquetes de su papel de Abertis. En junio y octubre del año pasado se deshizo del 11,4% por 1.745 millones, y el pasado enero vendió el 2,5% que aún mantenía en balance por 332 millones. La deuda financiera neta a cierre del año pasado se situaba en 2.911 millones, y de este montante solo el 26% contaba con el recurso directo a la matriz.

Sección Empresas | Cinco Días

La CNMV aprieta a la banca por la venta de fondos

La CNMV ha reiterado por carta a la Asociación Española de Banca (AEB) que las entidades, cuando ofrezcan fondos de inversión bajo un contrato de asesoramiento, tendrán que ofrecer siempre y sin excusas el más barato. Cuando los consejos se paguen, los minoristas deberían tener acceso también a los fondos que no dejan ningún incentivo a la entidad financiera.

La Asociación Española de Banca (AEB) envió el 7 de febrero un listado de preguntas al director general de entidades de la CNMV. La patronal tenía dudas de interpretación sobre la comunicación que envió el supervisor el pasado 24 de octubre.

Pues bien, el supervisor que preside Sebastián Albella ha respondido a la asociación que preside José María Roldán. En una carta del 7 de marzo, el vigilante de la conducta de las entidades financieras en cuanto a comercialización de productos de inversión responde a los interrogantes de las entidades financieras españolas. El objetivo de la CNMV en la respuesta está claro: “Los distribuidores deben realizar su mejor esfuerzo para poner a disposición de sus clientes las clases más beneficiosas posibles”, señala el documento, que puede consultarse en la web de CincoDías.

Los problemas que plantea la banca quedan desmontados por la CNMV. Que la entidad utilice una plataforma, como por ejemplo Allfunds, para dar acceso a determinados fondos de inversión y que en ella no estén disponibles las clases más baratas, no es una excusa válida para no poner a disposición del cliente las carteras con las comisiones más bajas: “Debe acudir a otros canales que sí le faciliten el acceso a ellas”.

Uno de los puntos clave del documento es el que se refiere a las determinadas “clases sin retrocesiones”. Es decir, fondos con las comisiones tan ajustadas que no permiten que el distribuidor se lleve ningún porcentaje de ellas.

El documento aclara que esos fondos ultrabaratos “requieren unos mínimos de inversión elevados y solo resultan accesibles para clientes finales a los que la entidad que les preste los servicios de inversión ya les esté aplicando comisiones directas” por asesoramiento.

El supervisor ha comprobado que “determinadas gestoras extranjeras ya venían distribuyendo el acceso a ese tipo de clases a los distribuidores españoles; es decir, que de facto ya se vienen distribuyendo en España”, señala el documento. La CNMV matiza que esas clases generalmente solo resultan accesibles a clientes a los que se les presta el servicio de gestión de carteras y, en determinados casos, el de asesoramiento, por lo que su incidencia en el ámbito de la comercialización resulta muy escasa. “Teniendo esto en cuenta, no se pretende imponer un determinado modelo de distribución, sino que la CNMV […] ha querido difundir sus criterios supervisores […]”, añade el documento.

El modelo de asesoramiento en España está dominado de forma abrumadora por los incentivos: el distribuidor se queda con una parte de la comisión que aplica la gestora. Pero en los casos en los que el cliente paga de manera explícita y siempre que lo permiten los folletos de los fondos, los minoristas deben poder tener acceso a esas clases, que resultan más beneficiosas que otras disponibles, según fuentes cercanas a la CNMV. El texto, con todo, ha provocado incertidumbre en el sector. “Todavía estamos analizando y valorando la respuesta del director general de la CNMV”, señalan fuentes cercanas a la Asociación Española de Banca.

En términos de la segunda edición de la directiva europea para que los mercados funcionen mejor –Mifid 2, que entrará en vigor en enero de 2018–, esto puede implicar que el único tipo de asesoramiento válido es el independiente, en la línea con otros supervisores, como la Financial Conduct Authority (FCA) británica, señala Enrique Fernández Albarracín, socio responsable de regulación financiera de EY Abogados. Fuentes conocedoras de las intenciones del supervisor indican que esa exigencia de vender las clases sin retrocesiones se refiere esencialmente a cuando existe un contrato de asesoramiento sujeto a comisión explícita del servicio que el banco cobra al cliente.

“La directiva Mifid 2 entra en vigor en enero del 2018 y los países tienen margen para adecuar ciertas prácticas. Ahora, este documento pone de manifiesto que las entidades podrán cobrar incentivos bajo determinadas condiciones en la comercialización, y que el supervisor será mucho más estricto en cuanto al servicio de asesoramiento sea dependiente o independiente”, añade Fernández Albarracín.

Las clases sin retrocesiones están disponibles en varios países en los que se ha prohibido por completo el pago de incentivos cuando se da asesoramiento, como Reino Unido. Yserá más habitual cuando entre en vigor la directiva Mifid 2, que divide el asesoramiento en dependiente e independiente, en el que los incentivos están prohibidos. La CNMV también utiliza la misiva para aconsejar a las entidades que “refuercen sus procedimientos de formación y de transmisión de información e instrucciones a su red comercial, incluyendo los controles oportunos, para minimizar el riesgo de que el servicio de asesoramiento […] se preste de manera inadvertida y no reconocida”. Así lo reflejaron los resultados del mistery shopping del pasado 22 de febrero.

Noticias más vistas | Cinco Días