Un punto de equilibrio entre inversor y banco

La cruzada de la CNMV –y en general, de los reguladores y supervisores de los mercados– para proteger los intereses de los pequeños inversores constituye una fértil corriente que crece día a día. Una muestra de ello es una reciente carta con la que la CNMV ha respondido a una consulta de la Asociación Española de Banca (AEB) sobre una comunicación enviada por el supervisor el pasado mes de octubre. En el documento, el organismo presidido por Sebastián Albella aclara que cuando las entidades financieras ofrezcan fondos de inversión a sus clientes bajo un contrato de asesoramiento tendrán que ofrecer siempre el producto más económico. Y deberán hacerlo aunque ello signifique, en algunos casos, que no obtendrán incentivo alguno por la venta.

La CNMV desmonta en su respuesta las posibles objeciones de la banca a esa obligación. Así, aunque la entidad en cuestión utilice una plataforma para dar acceso a determinados fondos de inversión y en esta no estén disponibles las clases más baratas, ello no excusa del cumplimiento de este deber. El banco deberá acudir entonces a otros canales para poner a disposición de su cliente las carteras con comisiones más bajas. La obligación de velar por los intereses del inversor llega hasta las denominadas clases sin retrocesiones: fondos con comisiones tan ajustadas que no permiten al distribuidor recibir ningún porcentaje de su comercialización. Incluso en ese caso, si esos fondos existen y el cliente puede acceder a ellos, la entidad que le asesora deberá ofrecérselos, aunque no reciba beneficio de esa venta. La CNMV aclara que los productos sin retrocesiones –a los que acceden inversores que pagan una comisión explícita por el asesoramiento– son residuales en el mercado español, por lo que la obligación no va a suponer un cambio para los bancos ni va a modificar el modelo de asesoramiento financiero vigente en España.

Se trata de un modelo dominado por los incentivos, que permiten al distribuidor atribuirse una parte de la comisión que aplica la gestora y obtener así un rendimiento al ofrecer el producto. El hecho de que la gran mayoría de los fondos de inversión cuenten con retrocesiones y que el acceso a fondos sin ellas sea minoritario es el argumento utilizado por la CNMV para asegurar que no se alterará la situación actual. Pese a ello, todo apunta a que los fondos ultrabaratos serán en un futuro próximo cada vez más frecuentes, lo que puede suponer una merma importante de los beneficios que obtiene la banca con los incentivos. Cuando ello ocurra, habrá que buscar una regulación lo suficientemente equilibrada como para proteger los intereses del inversor y permitir que las entidades financieras obtengan un margen en este negocio.

Sección Mercados | Cinco Días

Evo Banco ficha al exdirector de Google España

EVO Banco eleva las apuestas en la carrera de la banca por la digitalización del negocio financiero. La entidad ha anunciado que incorporará en su consejo de administración, como independiente, al exdirector general de Google España Javier Rodríguez.

El objetivo, ha expuesto el banco, es contar con el que fue hombre fuerte de Google en España para contribuir a “acelerar la digitalización y adaptación de la entidad” hacia modelos “más innovadores”.

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Córdoba, Rodríguez Zapatero preside actualmente el Instituto Superior para el Desarrollo de Internet (ISDI) después de haber ocupado distintos puestos en Google.

El más relevante dentro de la compañía tecnológica fue el de director general para España, Portugal y Turquía desde 2008 hasta 2016 y el de responsable de Google Middle East de 2013 a 2015, recuerda Efe.

El nuevo consejero independiente de EVO Banco comenzó su carrera en Procter & Gamble en 1991, antes de incorporarse a Johnson Wax y, posteriormente, a Yahoo! España, donde llegó a ser director general para Iberia y presidente ejecutivo de Yahoo! Iberia en 2006, cargo que compaginó con el de director general de Kelkoo en España.

Rodríguez Zapatero también ha sido presidente de 2003 a 2005 de la Junta Directiva de la delegación en España del International Advertising Bureau (IAB Europe) y vicepresidente y miembro de la Junta Directiva de Autocontrol entre 2004 y 2005.

Sección Mercados | Cinco Días

Portugal vende Novo Banco al fondo Lone Star

El gobernador del Banco de Portugal (BdP), Carlos Costa, anunció hoy la venta del Novo Banco al fondo estadounidense Lone Star, que se quedará con el 75 % de la entidad, mientras que el 25 % restante permanecerá en manos del Estado.

La venta fue anunciada en una declaración a la prensa sin preguntas en Lisboa, en la que Costa explicó que esta operación representa “un paso importante en la estabilización del sector bancario nacional”, sin dar detalles de la misma.

Sin embargo, el Banco de Portugal emitió simultáneamente un comunicado en el que precisa que el acuerdo establece la venta del 75 % del capital de Novo Banco a Lone Star, que inyectará 1.000 millones de euros en la entidad, y el 25 % restante quedará en manos del Estado.

De los 1.000 millones que Lone Star inyectará en el banco, 750 llegarán en el momento de conclusión de la operación y los otros 250 en un plazo de hasta tres años.

El Estado mantendrá el 25 % de la entidad a través del Fondo de Resolución, el actual dueño, un organismo público financiado con aportaciones del resto de bancos portugueses.

El acuerdo recoge además la posibilidad de que el Fondo de Resolución pueda tener que inyectar capital en el banco en el futuro, aunque no detalla el montante de estas operaciones.

Además, los inversores con obligaciones del banco van a ser llamados a reforzar la solidez de la entidad en 500 millones de euros a través de una operación de conversión de deuda.

La venta del Novo Banco está pendiente todavía de las autorizaciones del Banco Central Europeo y la Comisión Europea.

“Tras la conclusión de la venta tendremos un refuerzo importante del capital del Novo Banco y la entrada de un accionista que asume un compromiso de medio y largo plazo con el banco, dotado de los medios necesarios para ejecutar un plan que garantice la plena recuperación” de la entidad, señaló Costa.

El primer ministro luso, António Costa, y el ministro de Finanzas, Mário Centeno, explicarán los pormenores de la venta en una rueda de prensa prevista para el final de la tarde.

El Novo Banco es la entidad creada en agosto de 2014 con los activos saneados del quebrado Banco Espírito Santo (BES), que fue recapitalizada con 4.900 millones de euros, 3.900 de un crédito público y otros 1.000 aportados por el resto de bancos portugueses.

La diferencia entre los 4.900 millones y el precio de venta del banco será soportada por el sistema financiero portugués.

Sección Mercados | Cinco Días