Más críticas a las ayudas para darse de alta como autónomo

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) aboga por poner en marcha más ayudas finalistas y exenciones dirigidas a la generación de empleo, en lugar de proponer más subvenciones para el desarrollo y consolidación del empleo autónomo. Una nueva valoración negativa para el actual sistema de tarifa plana, que apoya el alta de nuevos trabajadores por cuenta propia, pero que impide su desarrollo una vez que se acaban las subvenciones iniciales.

ATA se suma así a otras críticas recientes, como la de Inés Mazuela, secretaria general de UPTA en Andalucía. Mazuela recuerda que una buena parte de los autónomos que se han beneficiado de la tarifa plana, no pueden continuar cuando se terminan las bonificaciones.

Pan para hoy, hambre para mañana

Según informa Europa Press, el Presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha señalado que las subvenciones “son pan para hoy y hambre para mañana” y pueden ser adecuadas para un momento puntual, pero que, en realidad, cuando se terminan “al final no generan nada”.

Amor ha subrayado que las pymes que nacen de la subvención fracasan y “es complicado que una empresa que se monta al hilo de una subvención pueda desarrollarse y consolidarse en el tiempo”. A su juicio, es incomprensible que en Andalucía la tarifa plana sólo se mantenga durante los primeros seis meses de actividad, mientras que en Madrid pueda prolongarse hasta dos años.

En este sentido, ha resaltado que la tarifa plana ha ayudado, por ejemplo, a 200.000 autónomos andaluces, de los que el 65% siguen en la actividad. Además, de esos autónomos que se han acogido a la tarifa plana, en torno a 60.000 desarrollaban su actividad sin estar dados de alta en la Seguridad Social, por lo que se trata de una medida que sirve para hacer aflorar la economía sumergida.

Así, Amor aboga por otro tipo de medidas más finalistas o exenciones fiscales para la contratación, así como ayudas que faciliten la competitividad e innovación de las empresas. Amor ha puesto de manifiesto la dificultad que existe para generar empleo en España, por ser un país en el que los costes laborales siguen siendo muy elevados.

En su opinión, se deben potenciar las ayudas o exenciones fiscales en las cotizaciones sociales, ya que ello facilita la generación de empleo, y cuando empleo hay actividad, cuando hay actividad hay consumo y cuando hay consumo hay bienestar social. El representante de ATA ha recordado que sólo en Andalucía hay 500.000 autónomos y, que si cada uno de ellos contratara a una persona, se acabaría con un tercio de los desempleados andaluces.

Noticias más vistas | Cinco Días