Wallapop y Ironhack ofrecen becas para que haya más mujeres programadoras

En la última edición del Mobile World Congress, recientemente celebrada en Barcelona, volvió a ponerse en evidencia la escasa presencia de mujeres en la industria tecnológica. Y los datos manejados por la Comisión Europea así lo atestiguan: sólo un 30% de los siete millones de personas que trabajan en el sector de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son mujeres.

A un día de que se celebre el Día Internacional de la Mujer y con el objetivo de contribuir a cambiar esa situación, Wallapop, la popular app de la compraventa geolocalizada de segunda mano, e Ironhack, una de las principales escuelas internacionales de programadores, han anunciado hoy un programa de captación de talento de mujeres.

A través de esta iniciativa ofrecerán becas de formación en programación web y diseño web y móvil y desarrollo web por valor de 200.000 euros. En concreto, otorgarán 10 becas completada de 6.500 euros cada una y 90 becas parciales de 1.500 euros. Unas ayudas que están destinadas a mujeres con perfil tecnológico interesadas en el área de la programación.

“La oferta de trabajos en el sector tecnológico está creciendo muchísimo, pero la incorporación de la mujer en estos puestos no está creciendo al mismo ritmo”, afirma Gemma Escribano, directora de marketing de Wallapop. “Cada vez la brecha entre mujeres y hombres en este sector será más grande si no se empiezan a tomar medidas. Con estas becas queremos contribuir a incrementar el número de mujeres especializadas en esta parte de la tecnología y fomentar su presencia no solo en Wallapop, sino en otras empresas del sector”, añade.

El cofundador de Ironhack, Gonzalo Manrique, cuenta que el objetivo de estas becas es es formar a más mujeres programadoras. “Es evidente que los centros tradicionales de formación y la industria tecnológica están fallando para atraer a las mujeres al mundo del desarrollo y del diseño”, añaden ambas compañías a través de un comunicado. Por ello, añaden desde Ironhack, “hemos convertido el fomento de la presencia de la mujer en el mundo de la tecnología en uno de nuestros pilares, con diferentes iniciativas dentro y fuera de la empresa”.

Una de estas iniciativas es precisamente la puesta en marcha de un programa de becas de la mano de empresas tecnológicas de primer nivel. Ironhack, con centros en Madrid, Barcelona y Miami, llevó a cabo su primera acción de este tipo en EE UU junto a Uber en diciembre de 2016. Debido a su éxito, señalan, han decidido traer la iniciativa a España, con otro socio “de lujo”, Wallapop. La popular aplicación de ecommerce será la puerta de entrada de esta iniciativa, que se mostrará a todas sus usuarios (a través de un mensaje al acceder a la app) desde el 8 al 22 de marzo de 2017.Las mujeres interesadas pueden inscribirse rellenando el formulario que encontrarán en https://www.ironhack.com/es/curso-programacion-web/wallapop.

Las becas de Ironhack cubrirán un curso de programación, que se impartirá de manera intensiva durante 9 semanas y que formará a las alumnas en tecnologías como JavaScript, Mongo, Node.JS y AngularJS, las mismas tecnologías que se están utilizando para crear productos como Wallapop, Spotify o Netflix. “Con esta formación las candidatas [que no requieren ninguna formación académica o especialización previa; solo deben ser mayores de edad] completan su perfil tecnológico y esto favorece su inserción en el mundo laboral”, explica Gemma Escribano.

Actualmente, Ironhack cuenta con un ratio de empleabilidad del 91,4% en los primeros tres meses de finalización de los cursos, con una media salarial de 23.600 euros, según datos facilitados por la compañía. Los alumnos de Ironhack trabajan en compañías como Google, Telefónica, Cabify, Magic Leap, King, El Corte Inglés, Jobandtalent, minube, Tuenti, Wuaki y Amadeus.

Sección Tecnología | Cinco Días

Qué nuevas ventajas ofrecen las cuentas nómina: más cambios estéticos que ventajas reales

En un año muy “soso” en cuanto al lanzamiento de nuevos productos financieros por parte de los bancos, las cuentas nóminas se han convertido prácticamente en el único escaparate en el que se muestran lanzamientos y cambios. Aunque la realidad no lo parece tanto.

El último ejemplo lo ha ofrecido Caixabank con la Cuenta Family. Este nuevo producto ofrece servicios gratuitos como comisión de mantenimiento y administración, cuota anual de la tarjeta de crédito para titular y beneficiario, transferencias ilimitadas realizadas por canales electrónicos o ingreso de cheques sin coste. Para ello, se sigue exigiendo vinculación: domiciliación de la nómina mínima de 600 euros, al menos domiciliar tres recibos al trimestre realizar tres o más compras al trimestre con tarjeta. Además, para captar nuevos clientes, ofrece la posibilidad de llevarte un televisor de 32 pulgadas o un Smartphone, pero vinculándose a cambio con la entidad. Es decir, tendrás que pagar una penalización si se cambia a otro banco.

La pregunta es ¿Qué novedad hay con respecto a otras ofertas anteriores de Caixabank como era la Cuenta Estrella? ¿Y con respecto a otros bancos? En el primer punto, el nuevo apellido de la oferta “Family”, se debe a que permite agrupar las nóminas de la familia y disponer de hasta tres cuentas con servicios gratuitos y tres contratos de tarjetas de crédito si dos titulares tienen las nóminas domiciliadas, un cambio, tener una tercera cuenta sin comisiones, que puede ser interesante sólo a muy pocos. El segundo punto, es que estos escasos cambios también se extienden al resto de entidades.

Bankinter, también en promoción, vuelve a ofrecer si domicilias un salario de al menos 1.000 euros, un tipo de interés anual del 4,94% TAE durante el primer año y un 1,99% durante el segundo, pero como un remunerando como máximo un saldo de 5.000 euros. Es importante señalar lo de “vuelve” porque esta oferta no es nueva y se repite desde hace bastantes meses. BBVA, por ejemplo, sigue con su oferta sin comisiones, muy centrada en la operativa online. Bankia hace lo mismo con la Cuenta ON. Incluso las que hay que empeoran como la Cuenta 123 de Banco Santander que desde el mes de febrero obliga a contratar un pack las tarjetas de débito (Débito Oro 123), Crédito (Crédito Mundo 123) y revolving (Mi Otra 123), con una comisión mensual de tres euros.

  • ¿Por qué la banca no mueve ficha?

Esta parálisis en las ofertas de domiciliación de nóminas coincide con la de otro de los productos también utilizados para vincular a clientes, las hipotecas. Estas no sólo han cortado la tendencia a bajar tipos sino incluso los han subido. Lo vemos en las hipotecas a tipo variable. Se cuentan con una mano las que ofrecen por debajo de euríbor + 1% y en el caso de las hipotecas fijas, la gran mayoría, han iniciado una tendencia al alza. La sentencia de las cláusulas suelo y en un euríbor a 12 meses que mes tras mes se consolida en sus tipos negativos.

Pero todo ello confluye en un punto más global, importante y que se mantendrá muchos meses, una situación bancaria en la que las entidades se siguen centrándose mucho más en recortar costes que en captar negocio. Aunque sin anuncios tan llamativos como los del año 2016, los cierres de oficina y reducción de tamaño de otras continúan y de forma acelerada. Todo ello lleva a que los esfuerzos de la banca siguen centrándose en eficiencia más que en negocio. De hecho, podemos ver en el futuro mucho más un efecto contrario, la “expulsión” de clientes. La reestructuración bancaria deja algunas oficinas sobredimensionadas, con un gran número de clientes por empleado. Desde luego, el banco no va a “echar” a un cliente, pero si va a empeorar condiciones a los que no lo son rentables. Primero gano rentabilidad reduciendo costes y en segundo lugar con clientes y productos más rentables (las ofertas en seguros desde las entidades financieras entran en esta tendencia). La normalización de ofertas nómina en las que exijan ingresos mínimos serán comunes a todas más como herramienta de barrera a clientes que para conseguir más, por ello, no habrá mejoras sustanciales para los que ya están.

Hasta que la reestructuración se acerque a sus etapas finales no veremos cambios llamativos y el mejor consejo para el cliente es no atarse con su banco y tener libertad para cuando surjan mejores ofertas. De momento, toca esperar.

Últimas noticias | Cinco Días

¿Qué compañías ofrecen el seguro de salud más barato?

Continúa la guerra de precios en los seguros de salud. Las compañías líderes del mercado, Adeslas y Sanitas, mantienen los precios más baratos. Las primas medias van de 52 euros mensuales para una mujer sin hijos hasta 200 euros para una pareja de 50 años con dos hijos de 25.

Los seguros que cubren los gastos de atención sanitaria siguen abaratándose. De acuerdo con una encuesta realizada por la firma Global Actuarial –utilizando el método del comprador de incógnito–, la
prima media registró un descenso del 9,9% durante los dos últimos años. La caída correspondiente al pasado ejercicio fue del 3,8%. 

El estudio se realizó durante el pasado mes de diciembre, pidiendo precios a las principales aseguradoras de este ramo, en las grandes ciudades españolas (Madrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla y Valencia). La firma pide tarifas para cinco modelos de familia diferentes: una mujer de 30 años, una pareja de 30 años, una pareja de 35 años con un niño de cuatro, una pareja de 40 con niños adolescentes y una pareja de 50 años con hijos veinteañeros.


Prima media

Para calcular cuáles son las compañías que están ofreciendo unos precios más baratos, Global Actuarial tiene en cuenta la prima promedio para las cinco zonas geográficas y para los cinco perfiles de familia.

La compañía que está ofreciendo unas tarifas medias más baratas es Adeslas (del grupo Mutua Madrileña), con 103,2 euros al mes. La aseguradora es líder del sector, con una cuota de mercado cercana al 30%. Sanitas, que ocupa la segunda posición en seguros de salud, ofrece una prima media de 113 euros. 

De acuerdo con este estudio, las compañías que menos habrían entrado en la guerra de precios son DKV
y Mapfre, que tienen tarifas medias de 167 y 143 euros, respectivamente. Desde las asociaciones de usuarios y de corredores de seguros piden a los posibles clientes que tengan muy en cuenta las condiciones de la póliza (copagos, reembolsos, límites de visitas), para que un menor precio no se traduzca en peor calidad. 

En 2016, las aseguradoras facturaron 7.734 millones de euros por este tipo de pólizas, con un incremento superior al 5%. En los años anteriores, las tasas de crecimiento han estado entre el 1,5% y el 5%, mientras que otros negocios aseguradores sufrían fuertes caídas por la contracción económica.

“Este avance se apoya en un aumento en el número de asegurados, atraídos por una oferta de productos cada vez más amplia y de mayor calidad”, explicó recientemente Javier Murillo, consejero-director general de SegurCaixa Adeslas, la aseguradora perteneciente al grupo Mutua Madrileña y participada por CaixaBank.

El coste medio de las pólizas de salud ronda los 50 euros por persona. Así, una mujer de 30 años estaría pagando por término medio 51,8 euros al mes. En el caso de una pareja (hombre y mujer) pagarían 94 euros.

En cuanto a las familias con hijos, una pareja de 35 años con un niño de 4 años pagarían de media 134,7 euros al mes. Si se tratara de una familia de cuatro miembros todos ellos adultos (con hijos veinteañeros), pagarían 199,1 euros. Durante los cinco últimos ejercicios, las primas medias se han ido reduciendo constantemente.

En algunos casos, hay aseguradoras que llegan a ofrecer pólizas mensuales con precios por debajo de los 30 euros.

Noticias más vistas | Cinco Días