Sánchez pide elegir entre su modelo y el de la gestora

El precandidato a la secretaría general del PSOE Pedro Sánchez ha manifestado este sábado que el partido se encuentra en una “encrucijada” entre “dos modelos”, el de “la gestora” que defendió la abstención para la investidura de Mariano Rajoy, y el suyo, por el que tuvo que pagar “un alto precio”.

En un acto celebrado en un hotel de Granada ante un millar de simpatizantes, Pedro Sánchez ha advertido de que, en este proceso, “candidatos podrá haber muchos, pero proyectos de partido hay dos”, el de “la gestora y quienes apoyan a la gestora”, que ha identificado como “partido de la abstención”, y otro, “de izquierdas, creíble” apoyado en la militancia, que él defiende en esta “encrucijada”.

El exsecretario general ha asegurado que su intención es que exista un PSOE “unido” y se ha mostrado confiado en que estas primarias, que “legitiman al partido y a los militantes”, sirvan para que ningún otro secretario general “tenga que pagar el precio” que el pagó.

Por otra parte, ha pedido que se deje de hablar de “lo conseguido” y se comience a hablar de lo que se conseguirá y conquistará, dado que España “no es la misma” de hace 35 años y el PSOE “tampoco”, por lo que no puede quedarse “anclado” en soluciones de entonces.

Susana Díaz, en Murcia

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha advertido a su vez que la Región de Murcia tiene “un problema de regeneración democrática”, con un presidente, Pedro Antonio Sánchez, que se quiere “aferrar al sillón”, por lo que, en su opinión, “el PSOE es la única esperanza de aire fresco”.

Díaz ha hecho esas declaraciones en Cartagena, donde ha abierto sus actos de precampaña por liderar el PSOE, arropada por la vicealcaldesa de la ciudad, Ana Belén Castejón, otros regidores socialistas de la región, el secretario general autonómico, Rafael González Tovar, y la presidenta de la Asamblea Regional, Rosa Peñalver.

Ante unos 600 militantes y simpatizantes, Díaz ha advertido al PP de que “la regeneración es imparable” y de que “cuando se firma un pacto hay que cumplirlo”, por lo que “si el PP no está a la altura de las circunstancias, lo estará el PSOE”.

En cuanto a su candidatura para liderar el partido, ha señalado que esperará al 26 de marzo para presentarla oficialmente, ya que un día antes será cuando se presente el nuevo proyecto del partido y, en su opinión, “es necesario primero decir a España lo que queremos hacer con el país y luego quién se va a poner al frente”. Desde que anunció que presentará su candidatura ha vivido el proceso con “ilusión y alegría”, así como con “ánimo y fortaleza”, y ha asegurado que “cuando el PSOE no está bien, España lo nota”, por lo que “hay que seguir avanzando y cambiando”, con un partido “reformado y transformado”.

Además, ha considerado que “el PSOE tiene que salir a ganar y ser un partido de mayorías”, y no conformarse con ser solo “la primera fuerza por la izquierda”, por lo que tiene que evitar que lo acomplejen otras fuerzas políticas.

Patxi López, sin dudas sobre el procedimiento

Por su parte, el precandidato Patxi López ha eliminado este sábado toda “sombra de duda” del procedimiento marcado por la gestora del partido para elegir a su líder para los próximos años.

“Yo no voy a poner ninguna sombra de duda sobre el procedimiento, ni sobre los censos, que estoy seguro que son correctos, ni sobre las cuentas ni sobre el procedimiento de votación”, ha manifestado en una visita a Lugo para participar en un encuentro con militantes.

Antes de la reunión fue recibido por la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, con la que coincidió a la hora de señalar que deben “dedicarse a debatir ideas y no sobre los procedimientos y, mucho menos, sembrar dudas sobre ellos”. A Patxi López le parece “bien” que la gestora haya propuesto a los candidatos abrir una cuenta en la que se determinen las donaciones y gastos “para ajustarse a la legalidad”, medida que cuestiona la candidatura de Pedro Sánchez. A respecto de su propuesta, defendió la centralidad en base a su percepción de que “una inmensa mayoría de la militancia no quiere el choque de trenes”, que representan Pedro Sánchez y Susana Díaz.

“La mayoría de la militancia se preocupa no solo por quién gana las primarias, sino por lo que vamos a hacer al día siguiente, y lo que haremos es integrar y sumar propuestas los compañeros que queremos lo mejor para el partido y yo creo que beneficia el espacio de centralidad”, ha puesto de manifiesto.

Sección Economía | Cinco Días

‘Supervivientes’: La condición que pide Terelu Campos para ir a visitar a Bigote a la isla

Terelu Campos podría llevar a los concursantes unas porras para matar el hambre que están pasando en ‘Supervivientes’. Bigote Arrocet ha bromeado con esta idea, y la colaboradora se ha mostrado dispuesta a aceptar el reto.

Me da pena, hijo, voy a tener que ir,

según recoge Ecoteuve, dijo Terelu.

Dios sabe que si yo fuera a Supervivientes, la condición que pondría sería ir con porras,

comentó en Sálvame la colaboradora después de ver el vídeo en el que el novio de su madre ironizaba con la visita.–Terelu Campos está dispuesta a visitar a Bigote en ‘Supervivientes’, pero pone una condición–.

Periodista Digital TV – RSS Feed

Ron pide una indemnización tras 32 años en Popular

El expresidente de Banco Popular, Ángel Ron, negocia con la entidad el pago de una indemnización por su trayectoria laboral en la institución de 32 años a la que varias fuentes jurídicas reiteran que tiene derecho, y que es solicitada por gran parte de los directivos.

El que fuera hasta el pasado 20 de febrero presidente de Banco Popular, Ángel Ron, ha decidido reclamar a la entidad una indemnización por los 32 años que estuvo trabajando en esa institución, tras haber cesado de su cargo al ser sustituido por Emilio Saracho.

Fuentes financieras aseguran que esta petición está justificada y es una práctica habitual entre los altos cargos de las empresas cuando salen, y que ya incluso otros directivos de Popular lo han hecho tras sus salidas, ya que cuando un empleado llega a un cargo de alta dirección y lo deja queda en suspenso el resto de su relación laboral. Su reclamación está vinculada a un cambio normativo europeo que ha provocado cambios técnicos. Esta modificación lleva incluso a reclamar al servicio de mediación y arbitraje, algo que parece que ha hecho ya Ron, las exenciones fiscales de las indemnizaciones de la trayectoria laboral de un directivo en los años en los que no estaba considerado alta dirección una vez que se ha dejado la entidad, sobre todo como en el caso de Ron, que salió de Popular como despido improcedente.

El expresidente de la entidad salió del banco con una pensión de 24 millones de euros, pero sin ninguna indemnización por haber sido destituido de su cargo ni por haber trabajado en Popular 32 años en diferentes puestos hasta llegar en 2002 a ser nombrado consejero delegado; en 2004 a la copresidencia y en 2006 a presidente. La indemnización, sin embargo, no será muy alta, afirman otras fuentes.

El cobro de la pensión, y según varias fuentes financieras, es consecuencia de los derechos acumulados a lo largo de algo más de 32 años en la entidad, y no está en cuestión. Esta pensión se fija en los estatutos del banco y hasta la modificación de estos hace algo más de un mes, esta vía de ingresos para la jubilación era la opción que tenían los altos directivos de Popular de ser recompensados por su labor ya que sus sueldos son, en algunos casos, menores que en otras entidades financieras, lo mismo que la retribución variable, además, no se fijaba indemnización por despido para la alta dirección. Ahora se han cambiado los estatutos para subir el variable y fijar indemnización.

Ron percibirá 1,1 millones de euros al año como pensión vinculada al cumplimiento de un pacto de no competencia poscontractual durante 11 años, es decir, hasta que cumpla 65 años de edad. Recibió, además de la pensión anual, un sueldo de 1,47 millones de euros en 2016 por el desempeño de sus funciones, el mismo importe que un año antes, después de quedarse sin retribución variable.

Recibe también una retribución fija de 152.778 euros por el desempeño del cargo entre el 1 de enero hasta el pasado 20 de febrero, fecha en la que se celebró la junta extraordinaria de accionistas en la que Saracho fue nombrado consejero del banco. Minutos antes, en un consejo de administración, Ron había presentado su dimisión por decisión unánime de los consejeros.

Parece que el asunto puede resolverse amistosamente. En la junta extraordinaria del 20 de febrero varios accionistas minoritarios cargaron contra Ron y exigieron responsabilidades a la antigua cúpula tras reclamar su indemnización de 24 millones de euros al considerarle responsable de las pérdidas de Popular en 2016 de 3.485 millones de euros. Varias fuentes del banco han asegurado que, de momento, estos inversores minoritarios no han presentado ninguna reclamación. Y parece que, de aquí al 10 de abril, fecha en la que se celebra la junta ordinaria de la entidad, tampoco se espera que los accionistas reclamen. El banco tampoco lo hará.

Según el informe de remuneraciones de los consejeros de Popular de 2016, el cobro de la jubilación de Ron queda sujeto a que no se produzca un quebranto para el banco que derive de una acción social de responsabilidad.

Mientras, el banco decidió cerrar el pasado 13 de marzo la criticada web de Ángel Ron (www.angelron.es), en la que destaca sus méritos al frente de la entidad y los premios recibidos. Esta página fue creada por Banco Popular en 2010.

Roberto Higuera, actual vicepresidente primero de la entidad y consejero delegado entre 2008 y 2009, dejará Popular en los próximos días, tras casi 50 años trabajando en el banco. Saracho ha fichado a otro consejero independiente.

Sección Mercados | Cinco Días