“Los clientes no han perdido la confianza en Samsung”

Los asistentes al Mobile World Congress de Barcelona este año se quedaron con ganas de ver el próximo móvil estrella de Samsung, el Galaxy S8. No pudo ser. Los problemas del Note 7 el pasado año ha retrasado su presentación hasta el 29 de marzo, pero el máximo responsable del negocio móvil de la compañía en Europa, Jean-Daniel Ayme, confía en la capacidad de su compañía para mantener el crecimiento este año, pues asegura que el incendiario dispositivo “no ha afectado a la confianza de los clientes en la marca”. Además, avanza que están preparados para liderar el mercado de tabletas y convertibles, donde dará la batalla este año a Apple y Microsoft.

El pasado domingo lo primero que hizo su compañía durante su presentación en el MWC fue pedir disculpas por el caso Note 7. ¿Se ha digerido ya internamente esta crisis?

Lo del Note 7 fue un reto el año pasado; fue una situación complicada para la compañía, pero hemos aprendido la lección. Lo que quisimos expresar el domingo es nuestro compromiso para que este tipo de problemas no vuelva a ocurrir, hemos puesto en marcha procesos para mejorar la seguridad y calidad de nuestros productos, incluido un programa para garantizar la seguridad de nuestras baterías.

¿Cómo se recupera una empresa de una crisis de esta magnitud?

Samsung es una compañía muy fuerte, y aunque un hecho así tiene un impacto importante, la empresa sigue funcionando. Lo que hemos hecho ahora es que todos los niveles de la organización se han comprometido por la seguridad de los productos y por demostrar al clientes que los dispositivos van a seguir siendo de primera calidad. Un ejemplo es el S7, que se ha comportado fenomenal desde su lanzamiento, y ello es una muestra que los clientes no han perdido la confianza en nuestra compañía para nada.

Ayer anunciaron la fecha de presentación del S8. ¿Han calculado el coste que puede tener no haberlo presentado en el MWC?

No podemos comentar sobre futuros lanzamientos. Pero en esta feria decidimos enfocarnos en dos áreas clave, las tabletas, un negocio que está cambiando mucho y donde creemos que con nuestra apuesta haremos avanzar el mercado, y la realidad virtual, otro segmento que está impactando ahora de lleno en la industria y por lo que Samsung está apostando enormemente.

Se ha asegurado que Samsung va a ofrecer el Note 7 en algunos países en desarrollo con algunas modificaciones. ¿Es cierto y cómo lo harán?

No comentamos rumores, solo puedo decirle que nos estamos enfocando en el desarrollo de procesos adecuados para este tipo de productos para hacerlo de la manera más responsable posible, y estamos hablando con las autoridades de diferentes países para el reciclaje del dispositivo.

2016 fue complicado para Samsung por el Note 7, pero este año parece que tampoco va a ser fácil. Apple celebra el décimo aniversario del iPhone y se da por hecho que la compañía lanzará algo potente. ¿Les complicará esto la vida a ustedes?

Efectivamente, 2016 fue un año complicado, pero solo la segunda parte. Si mira el año total nuestros resultados fueron muy buenos y mantuvimos la senda de crecimiento. Este año más que centrarnos en lo que hacen otros rivales nos centraremos en seguir con esa senda de crecimiento y trabajar en lo que los clientes esperan de nosotros, que tiene que ver con la innovación, la calidad y con productos versátiles para todo tipo de actividades.

Sobre el S8 se ha dicho que llevará un asistente virtual propio de Samsung, un reconocedor de iris, una pantalla de 6,2 pulgadas, el último procesador de Qualcomm snapdragon 835…

No puedo confirmar ninguna de esas informaciones, pero sí decirle que siempre estamos buscando las mejores tecnologías para integrar en nuestros productos. Por ejemplo, recientemente compramos la empresa estadounidense Harman [por 8.000 millones de dólares] y las nuevas tabletas que presentamos llevan los altavoces de la marca AKG, que pertenece a Harman. También llevan el mejor lápiz [distingue entre más de 4.000 niveles de presión y va asociado con múltiples aplicaciones] tras una alianza sellada con Staedtler.

¿Y por qué han decidido lanzar una tableta con Android y otra convertible con Windows?

Porque cada una de las propuestas va dirigida a un usuario diferente. La Galaxy Tab S3, con Android, está pensada para gente que siendo usuario de tableta quiere mayores prestaciones y mejorar la productividad (quiere mejor teclado, lápiz para escribir). Y el otro dispositivo, el Galaxy Book, es para quien viene del mundo del PC y quiere las prestaciones de una máquina de este tipo, pero busca más versatilidad, ligereza y movilidad. Y esa gente está familiarizada con los entornos de Windows.

¿Ambos dispositivos van dirigidos entonces al mercado profesional?

Sí, efectivamente, el hecho de dotarles de esas características de productividad hace que podamos abrirnos a un mundo de uso profesional para el que no estaban pensadas originalmente las tabletas. Pero no deja de ser una tableta, así que también está en el tope de la gama para el entretenimiento y consumo de contenido.

¿Y las cámaras de estas tablets son peores que las de los móviles?

Las tienen tan buenas como algunos de nuestros teléfonos, pero el uso que se les da no es el mismo que en los móviles, donde se busca la oportunidad de la foto en cualquier momento.

¿Está Samsung lista con estos dos productos para competir con el iPad Pro de Apple y la Surface de Microsoft?

Sí. Confiamos mucho en estos productos, pues nos van a permitir competir con cualquier dispositivo de cualquier empresa, en el segmento de consumo y profesional.

Pero Samsung ha logrado ser número uno en móviles y no en tabletas. ¿Están listos ahora para arrebatar el primer puesto a Apple?

Para nosotros este anuncio es un paso muy importante para mejorar nuestro liderazgo en todos los segmentos en los que competimos. Lo vemos claramente como una oportunidad, porque el mercado de tabletas está cambiando mucho y creciendo, tanto en la parte profesional como en la de consumo, y confiamos en que ambos dispositivos nos permitan aprovechar ese crecimiento.

Sección Tecnología | Cinco Días

Comparativa del Samsung Galaxy S8 frente al Galaxy S7 edge

Y llegó el gran día, los nuevos Samsung Galaxy S8 y S8+ ya son oficiales, con ellos Samsung alumbra una nueva generación de móviles que suponen el salto cualitativo más importante de las últimas generaciones, con un montón de novedades que hemos podido ver en su presentación. Es hora de comparar lo que nos ofrece el nuevo Samsung Galaxy S8 frente a su predecesor el Samsung Galaxy S7 edge, un terminal que ha cambiado mucho no sólo por dentro, sino también por fuera.

Diseño

En otras ocasiones con la llegada de un nuevo modelo no se presta tanta atención a este apartado, pero en el caso del Galaxy S8 y Galaxy S7 es imprescindible. Porque el diseño exterior es la principal seña de identidad del nuevo Samsung Galaxy S8, ya no sólo por la pantalla Dual Edge con la que contaba ya su predecesor, sino que además ahora esta es mucho más grande, se han eliminado los botones físicos del frontal por otros virtuales, todo ello para conseguir una pantalla ultra panorámica con un tamaño de 5,7 pulgadas, frente a las 5,5 pulgadas del Galaxy S7 Edge. Además ahora la resolución es mayor en el S8, Quad HD+, con 2960 x 1440 píxeles.

Otros detalles de diseño es el lector de huellas en la parte trasera del Galaxy S8, frente al que se integraba en el botón Home frontal del Galaxy S7 edge. Ahora un escáner de Iris se integra en la cámara frontal del Galaxy S8, para complementar a esa nueva ubicación trasera del lector de huellas. Por lo demás, poco parecido queda entre ambos terminales.

Rendimiento

Aquí como era de esperar y como es obligado la el procesador se actualiza para incorporar a los más potentes del mercado. No en vano el Galaxy S8 cuenta con los procesadores Snapdragon 835 y Exynos 8895 según las regiones en que se comercialice. En su lugar el Galaxy S7 edge cuenta con procesadores Snapragon 820 y Exynos 8890. El rendimiento del Galaxy S8 por tanto será casi un 30% mayor que su predecesor, a la vez que consume menos energía. Por otro lado no hay cambios en cuanto a la memoria RAM, que es de 4GB LPDDR4 en ambos terminales. En cambio en el almacenamiento es de 64GB en el Galaxy S8 y de 32/64/128GB en el Galaxy S7 edge, en ambos casos ampliables mediante tarjetas microSD.

Cámara de fotos

Aquí no ha habido cambios sustanciales en cuanto a sus sensores, que en ambos casos son de 12 megapíxeles con apertura de f/1.7. Eso sí, el auto enfoque del Samsung Galaxy S8 es aún mejor que el de su predecesor, ofreciendo un enfoque prácticamente en tiempo real. Los píxeles siguen siendo de 1.4 µm, por lo que captan mucha luz en condiciones pobres de luminosidad. En la parte delantera la cámara además de integrar el escáner de Iris aumenta su resolución hasta los 8 megapíxeles, frente a los 5 megapíxeles de su predecesor.

Batería, conectividad y software

En cuanto a la batería, la del Galaxy S8 es de 3000mAh, mientras que la del Galaxy S7 edge es de 3600mAh, una diferencia que a pesar del tamaño de pantalla debería compensarse con el menor consumo del procesador y en general de todos sus componentes. Respecto de la conectividad la gran novedad del Samsung Galaxy S8 es que es compatible con Bluetooth 5.0 frente al 4.2 del Galaxy S7 edge.

Además el Galaxy S8 es el primero que está ya preparado para funcionar con redes 5G. El software en el Samsung Galaxy S8 es el nuevo Android 7 Nougat, bajo la nueva capa Samsung Experience. Especial atención para el nuevo asistente personal Bixby que se ha estrenado con estos móviles. Algo que con lo que evidentemente no contaba el Samsung Galaxy S7 edge.

Noticias más vistas | Cinco Días

Los Samsung Galaxy S8 y S8+ ya son oficiales, todas sus características y precios

Todo llega y todo pasa, y el que ha sido sin duda el móvil más esperado de los últimos meses se ha puesto de largo hoy en las ciudades de Londres y Nueva York, donde ha sido presentado oficialmente por la firma coreana, hablamos de los Samsung Galaxy S8 y S8+, los nuevos buques insignia, la nueva referencia de los topes de gama del mercado. La presentación de hoy ha venido a confirmar las innumerables características que hemos conocido durante los últimos meses como consecuencia de las numerosas filtraciones sufridas alrededor de los nuevos terminales.

Diseño y pantalla

Dos conceptos que van completamente de la mano en estos nuevos Samsung Galaxy S8 y S8+, ya que el primero es consecuencia directa de la segunda, y viceversa. Sin duda es el aspecto más destacado del nuevo Samsung Galaxy S8 y S8+. Ambos cuentan con pantallas de 5,8 y 6,2 pulgadas, pero consiguiendo en el modelo estándar un tamaño similar al del Galaxy S7 de 5,2 pulgadas. Ambos cuentan con una resolución QHD+ de 2960 x 1440 píxeles, una espectacular densidad de 570 dpi y una relación de aspecto de 18.5:9, que ocupa prácticamente todo el frontal del terminal. Esto es posible gracias a que se han eliminado los botones físicos del frontal. La pantalla está protegida por Corning Gorilla Glass 5, la capa más resistente para el panel.

Como ya sabéis estas enormes pantallas son además Dual Edge con ambos bordes curvados, por lo que el aspecto de los nuevos Galaxy S8 y S8+ es inmejorable. Todo ello en unas dimensiones muy compactas para el gran tamaño de su pantalla y con un peso de 155 y 173 gramos respectivamente, prácticamente nada para las pantallas de las que estamos hablando. Otro aspecto importante del diseño es el escáner del Iris que ahora se integra en la cámara frontal, y que nos permite identificarnos en el móvil con nuestros datos biométricos. Otro cambio importante en el diseño es la ubicación del lector de huellas en la parte trasera, junto a la cámara de fotos, y que esta vez puede utilizarse también realizando gestos con la yema de los dedos.

Rendimiento

Aquí se encuentra otro de los platos fuertes de los nuevos Samsung Galaxy S8 y S8+, ya que hay dos versiones, una con el potente procesador Qualcomm Snapdragon 835, que llega con una potente GPU Mali G71 y como no podía ser de otra manera un rendimiento mayor de casi un 30% y un consumo de energía inferior. La otra versión que probablemente veamos en España cuenta con el no menos potente Exynos 8895 de fabricación propia, la evolución de un procesador que ha funcionado excelentemente en las anteriores generaciones.

La memoria RAM es de 4GB LPDDR4, de las más rápidas del mercado y en una cantidad más que suficiente para complementar al potente procesador con el que cuenta. El almacenamiento interno es de 64GB ampliables mediante tarjetas microSD hasta los 256GB. La batería es de 3000mAh en el Samsung Galaxy S8 y de 3500mAh en el Samsung Galaxy S8+, más que suficiente por la gran eficiencia del procesador. La carga rápida e inalámbrica no falta como en las anteriores generaciones.

Cámara de fotos

Uno de los aspectos más destacados de estos terminales, la cámara de fotos. Samsung no se ha dejado llevar por las cámaras duales y ha confiado en un solo sensor de 12 megapíxeles con tecnología Dual Pixel y apertura f/1.7. Cuenta con unos píxeles aún más grandes que captan mucha más luz y detalle en las peores condiciones de luz.

El auto enfoque es una de las estrellas de esta evolución de la cámara del Galaxy S7, con un rendimiento espectacular y que enfoca en tiempo real. Por su parte la cámara frontal crece hasta los 8 megapíxeles y cuenta con un escáner de Iris integrado, que como hemos visto antes ofrecerá seguridad extra a la hora de identificarnos en el terminal, recuperado directamente del Samsung Galaxy Note 7. EL flash LED cambia de ubicación para ceder su espacio al lector de huellas.

Bixby, el nuevo asistente personal

Frente al Siri de Apple y el Google Assistant de los Pixel, Samsung ha optado por ofrecer por primera vez un asistente personal llamado Bixby que nos permitirá realizar búsquedas, recibir información de forma proactiva o ejecutar aplicaciones mediante comandos de voz. Para estrenar Bixby con todos los honores Samsung ha dotado a los Galaxy S8 y S8+ de un cuarto botón físico que lanzará directamente el asistente personal. Por su parte el sistema operativo es Android 7 Nougat, aquí no hay sorpresas y cuenta con el último software de Google en forma de capa que ahora se denomina Samsung Experience.

Conectividad

Los Samsung Galaxy S8 y S8+ no escatiman en cuanto a conectividad, especial interés tiene el estreno del nuevo estándar Bluetooth 5.0, que llega junto con sus nuevos procesadores, además de conectividad NFC y WI-FI a/b/g/n/ac GPS junto a un conector USB Type-C.

Colores, precio y disponibilidad

Los nuevos Samsung Galaxy S8 y S8+ llegan al mercado en tres colores, negro, plata y un nuevo tono Orchid Gray.

Mientras que el precio de la versión estándar es de 809 euros y del Galaxy S8+ de 909 euros. Se ponen a la venta el próximo 28 de abril, y desde hoy mismo a las 18:00 horas se puede reservar hasta el próximo 19 de abril.

Noticias más vistas | Cinco Días