Ron pide una indemnización tras 32 años en Popular

El expresidente de Banco Popular, Ángel Ron, negocia con la entidad el pago de una indemnización por su trayectoria laboral en la institución de 32 años a la que varias fuentes jurídicas reiteran que tiene derecho, y que es solicitada por gran parte de los directivos.

El que fuera hasta el pasado 20 de febrero presidente de Banco Popular, Ángel Ron, ha decidido reclamar a la entidad una indemnización por los 32 años que estuvo trabajando en esa institución, tras haber cesado de su cargo al ser sustituido por Emilio Saracho.

Fuentes financieras aseguran que esta petición está justificada y es una práctica habitual entre los altos cargos de las empresas cuando salen, y que ya incluso otros directivos de Popular lo han hecho tras sus salidas, ya que cuando un empleado llega a un cargo de alta dirección y lo deja queda en suspenso el resto de su relación laboral. Su reclamación está vinculada a un cambio normativo europeo que ha provocado cambios técnicos. Esta modificación lleva incluso a reclamar al servicio de mediación y arbitraje, algo que parece que ha hecho ya Ron, las exenciones fiscales de las indemnizaciones de la trayectoria laboral de un directivo en los años en los que no estaba considerado alta dirección una vez que se ha dejado la entidad, sobre todo como en el caso de Ron, que salió de Popular como despido improcedente.

El expresidente de la entidad salió del banco con una pensión de 24 millones de euros, pero sin ninguna indemnización por haber sido destituido de su cargo ni por haber trabajado en Popular 32 años en diferentes puestos hasta llegar en 2002 a ser nombrado consejero delegado; en 2004 a la copresidencia y en 2006 a presidente. La indemnización, sin embargo, no será muy alta, afirman otras fuentes.

El cobro de la pensión, y según varias fuentes financieras, es consecuencia de los derechos acumulados a lo largo de algo más de 32 años en la entidad, y no está en cuestión. Esta pensión se fija en los estatutos del banco y hasta la modificación de estos hace algo más de un mes, esta vía de ingresos para la jubilación era la opción que tenían los altos directivos de Popular de ser recompensados por su labor ya que sus sueldos son, en algunos casos, menores que en otras entidades financieras, lo mismo que la retribución variable, además, no se fijaba indemnización por despido para la alta dirección. Ahora se han cambiado los estatutos para subir el variable y fijar indemnización.

Ron percibirá 1,1 millones de euros al año como pensión vinculada al cumplimiento de un pacto de no competencia poscontractual durante 11 años, es decir, hasta que cumpla 65 años de edad. Recibió, además de la pensión anual, un sueldo de 1,47 millones de euros en 2016 por el desempeño de sus funciones, el mismo importe que un año antes, después de quedarse sin retribución variable.

Recibe también una retribución fija de 152.778 euros por el desempeño del cargo entre el 1 de enero hasta el pasado 20 de febrero, fecha en la que se celebró la junta extraordinaria de accionistas en la que Saracho fue nombrado consejero del banco. Minutos antes, en un consejo de administración, Ron había presentado su dimisión por decisión unánime de los consejeros.

Parece que el asunto puede resolverse amistosamente. En la junta extraordinaria del 20 de febrero varios accionistas minoritarios cargaron contra Ron y exigieron responsabilidades a la antigua cúpula tras reclamar su indemnización de 24 millones de euros al considerarle responsable de las pérdidas de Popular en 2016 de 3.485 millones de euros. Varias fuentes del banco han asegurado que, de momento, estos inversores minoritarios no han presentado ninguna reclamación. Y parece que, de aquí al 10 de abril, fecha en la que se celebra la junta ordinaria de la entidad, tampoco se espera que los accionistas reclamen. El banco tampoco lo hará.

Según el informe de remuneraciones de los consejeros de Popular de 2016, el cobro de la jubilación de Ron queda sujeto a que no se produzca un quebranto para el banco que derive de una acción social de responsabilidad.

Mientras, el banco decidió cerrar el pasado 13 de marzo la criticada web de Ángel Ron (www.angelron.es), en la que destaca sus méritos al frente de la entidad y los premios recibidos. Esta página fue creada por Banco Popular en 2010.

Roberto Higuera, actual vicepresidente primero de la entidad y consejero delegado entre 2008 y 2009, dejará Popular en los próximos días, tras casi 50 años trabajando en el banco. Saracho ha fichado a otro consejero independiente.

Sección Mercados | Cinco Días

Cómo saber quién hay tras cualquier número de teléfono desconocido

Seguro que alguna vez te habrá ocurrido que, por el motivo que sea, te llega a tu teléfono una llamada de un número desconocido. Puede que se trate de tu primo de Huelva, que ha cambiado de número y no te lo había dado todavía, pero en ocasiones también se trata de llamadas SPAM, comerciales o, simplemente, llamadas telefónicas erróneas por una mala marcación del otro usuario. En cualquier caso, siempre hay formas de conocer quién es exactamente la otra persona que te ha llamado.

Antes que a ti, probablemente le haya llamado a otra persona ese mismo número

Los servicios que recogemos en esta publicación, que son los que te van a ayudar a conocer quién te ha llamado, están basados en eso, la comunidad. Cuando un número de teléfono llama a alguien, y el receptor no conoce de quién es este número, esta información se recoge en estos servicios para que, entre todos, puedan identificar quién hay detrás de esas llamadas. Así, si a alguien le han llamado con ese número antes que a ti, es muy probable que lo encuentres aquí. Si es un insistente comercial, podrás ver los detalles gracias a estos servicios.

¿Por qué no debería devolver la llamada para preguntar quién es?

Si se trata de un número ‘normal’ de España, entonces quizá no suponga riesgo alguno devolver la llamada. Ahora bien, si tiene extensiones que desconoces, es probable que sea una llamada a cobro revertido, o incluso una llamada para la suscripción a servicios de mensajería premium. En muchas ocasiones, estos ‘servicios trampa’ hacen llamadas perdidas para que el receptor pique, devuelva la llamada, y se apliquen costes en su contra.

Dónde puedes resolver tu duda e identificar quién hay detrás de esas llamadas

Hay una enorme cantidad de servicios de este tipo, pero uno de los más conocidos es WhoCalledMe. Cuentan con una enorme base de datos de números de teléfono, y exponen todos los datos de una forma muy similar a QuienMeHaLlamado, que también cuenta con miles de usuarios que aportan información. Además de estos dos anteriores, te puede ayudar también el servicio que presta ListaSpam. En cualquier caso, si ninguna de las anteriores resuelve tus dudas, el último recurso es buscar el número de teléfono que te ha llamado directamente en Google. Si es un número desde el que se dedican a hacer SPAM, lo más probable es que encuentres información sobre él fácilmente.

Noticias más vistas | Cinco Días

Madrid, la mejor alternativa tras el ‘brexit’

Desde hace unos meses, tras la victoria del brexit, Madrid puede convertirse en una de las candidatas idóneas para atraer a las empresas del Reino Unido o de terceros países establecidas en el territorio que estén pensando en cambiar la ubicación física de sus sedes. Este hecho se debe a las mejores condiciones que la ciudad y nuestro país ofrecen en materia económica, social y de calidad de vida frente a otras alternativas europeas.

Por ello, estamos convencidos de la necesidad de impulsar, con la ayuda de todos, un plan para promover las ventajas y atractivo de nuestro país. Este pasa también, sin lugar a dudas, por poner en valor las infraestructuras (somos el sexto país del mundo por la calidad de sus infraestructuras, según el Foro Económico Mundial) y el mercado inmobiliario con el que contamos para poder absorber con éxito esta potencial nueva demanda.

En este sentido, es importante destacar que actualmente Madrid cuenta con 15,3 millones de metros cuadrados de oficinas, una cifra que se incrementará en 141.000 metros cuadrados de nuevas oficinas y 172.600 metros cuadrados en rehabilitación en 2018, según datos de nuestros asociados. Por no hablar de lo que podría suponer, en este sentido, la puesta en marcha de importantes proyectos como Valdebebas y el Distrito Castellana Norte.

Además de ello, la capital cuenta con 1,8 millones de metros cuadrados de suelo terciario y con 200.000 de superficie de calidad disponible en las zonas conocidas como prime. En esta misma línea, también cabe destacar la diferencia existente entre las rentas de estas áreas madrileñas con respecto a otras plazas europeas, pues son hasta un 60% más bajas si se contrasta el centro financiero de Madrid (CBD) con otras áreas de negocios europeas como la de París.

Del mismo modo, y en lo que se refiere a vivienda, está previsto que se construya una media de 150.000 nuevas residencias al año hasta 2019 en todo el territorio nacional, cubriendo así una creciente demanda de este tipo de activos especialmente en las principales ciudades como Madrid o Barcelona.

Además de estos datos, los beneficios sociales de Madrid consiguen alzarla como la mejor alternativa tras el brexit, pues estamos ante el segundo país con más calidad de vida, el quinto en cultura, el séptimo en cuanto a salud general y como lugar de residencia para instalarse con la familia y el noveno en lo que respecta a integración. Pero no solo eso, sino que contamos con un coste de nivel de vida más bajo que otras ciudades europeas como París, Dublín o Frankfurt.

Tampoco hay que olvidar cuestiones no menores, como el clima de nuestro país –muy atractivo para muchos extranjeros– o una fiscalidad acorde con la de otros países de nuestro entorno, y que sin duda pueden favorecer no solo el movimiento de empresas a España sino, por supuesto, el de talento y profesionales muy cualificados. De hecho, la conocida Ley Beckham, que también puede aplicarse a la banca, nos sitúa en una posición de ventaja, pues permite a los no residentes tributar a un tipo del 24% en el caso de que el importe total de las retribuciones no supere los 600.000 euros. Asimismo, el impuesto de sociedades es otro de los rasgos diferenciadores entre países, pues no son comunes en toda la Unión Europea. Así, en España es del 25% en contraste con el 38% de Alemania o Francia. Además de las posibles ventajas fiscales, nuestra burocracia no es muy diferente a la de otros países de la Unión Europea. También podemos destacar el acusado aumento que experimentó el PIB en los últimos dos ejercicios.

Con todos estos datos sobre la mesa, el plan para convertir a Madrid en la mejor alternativa tras el brexit es un proyecto de presente y de futuro, retador y ambicioso, con el que todos saldremos ganando. La capital británica alberga actualmente el 40% de las sedes de las 250 mayores compañías del mundo, por lo que su establecimiento en nuestra ciudad, aunque fuera tan solo parcial, supondría puestos de trabajo, una mayor inversión y un claro impulso para el sector inmobiliario.

Por eso, y para alcanzar nuestros objetivos y atraer a estas empresas, es importante que todos (instituciones, empresas públicas y entidades privadas) trabajemos unidos.

Ricardo Martí-Fluxá es presidente de la Asociación de Consultoras Inmobiliarias.

Últimas noticias | Cinco Días